Siete trucos sencillos para estar en forma

Fíjate, solo en el último año te has sentado a comer unas 1100 veces. Por lo tanto, es lógico que repitas los mismos patrones una y otra vez. Como Gatorade Boot Camp está diseñado para ayudarte a transformar tu cuerpo queremos ofrecerte siete trucos sencillos que han demostrado científicamente reducir la ingesta de alimentos y así controlar tu peso corporal.  Comencemos:

1. Concéntrate en la comida

En estos días de cuarentena seguro has pasado mucho tiempo frente a las pantallas, pero cuando vayas a comer aléjalas. Mantén tu atención en la comida y evita distracciones. Quienes se distraen comiendo pueden consumir el doble de calorías 30 min después de haber terminado.

2. Evita servirte mucho

Sírvete en platos, utensilios y vasos pequeños. Esto puede reducir tu ingesta de comida entre un 30 a 70%. También, puedes servir la comida principal en un plato de ensalada y la ensalada en un plato grande.

3. Aleja la olla.

Una vez servido tu plato mantén el resto de la preparación fuera de la mesa “Lejos de la vista, lejos de la mente”. Esto puede reducir tu ingesta en un 20%. También aplica para los famosos y calóricos frutos secos. Toma una pequeña porción y aleja el resto.

4. Mastica

Si muerdes cada bocado unas 40 veces puedes reducir tu ingesta en un 12% comparado con masticarlo solo 15 veces. Coloca los utensilios en la mesa frecuentemente y no los uses de nuevo hasta tener la boca vacía. Así reduces las hormonas del apetito, aumentas las de la saciedad y tienes mejor digestión.

5. Esfuérzate un poco más

Si masticas los alimentos en lugar de beberlos, por ejemplo: comer una naranja en lugar de tomar su jugo o hacer una comida en lugar de consumir un batido, es más probable que te sientas más satisfecho. Si comes pocas calorías procura echarles diente.

6. Comienza ligero

Si consumes una ensalada ligera o una manzana unos 15 a 20 minutos antes del plato fuerte, en esa comida puedes reducir tu ingesta total hasta un 15%.

7. Conoce las porciones

Tendemos a pensar que una pechuga de pollo es una porción. Pero la verdad es que en muchos casos puede ser demasiado. Así que pesa los alimentos y te sorprenderá el tamaño de una porción. 120 a 150 g de pollo es más que suficiente para una persona promedio. Usa también las tazas para medir y así podrás controlar tu porción de cereal. Hazlo una vez y te servirá para siempre. Aprovecha que ahora tienes más tiempo para cocinar.

Te invitamos a continuar tus rutinas de Gatorade Boot Camp y a realizar estos siete trucos en tus próximas comidas. Tu salud y tu cinturón lo agradecerán.

Dejar un comentario