Nutrición emocional

Poco a poco, el ejercicio emocional va ganando terreno en el mundo de la salud. Ya no es suficiente con estar en tu peso para sentirte bien, por eso es necesario que conozcas cómo fortalecerte por dentro y por fuera. Aquí te decimos cómo lograrlo.

Descubre quién eres

El primer paso es conectarte contigo mismo y con tus emociones, identificando y reconociendo quién eres. Esto puedes hacerlo escribiendo en una libreta las emociones positivas y negativas que describen a tu personalidad. Al saber qué te define, podrás saber cuáles quieres cambiar y cuáles quieres fortalecer. De esta manera estarás más consciente de ti mism@ para aceptarte tal y como eres.

Respeta tus prioridades

Es fácil caer en el círculo vicioso de complacer a los demás, pero nunca antepongas lo que otros quieren a tus deseos. Para ello, es necesario que identifiques lo que quieres o lo que no quieres y se lo hagas saber a las personas que te rodean. Primero estás tú.

Aprecia lo pequeño de la vida

A veces olvidamos que el simple hecho de despertar ya es un motivo para ser felices. Todos los días tómate un instante para ver el cielo y la naturaleza; darte cuenta de tu lugar en el universo te hará ver las cosas desde una perspectiva mucho más inteligente.

Come de forma saludable

Si bien es cierto que muchos alimentos contienen propiedades que mejoran nuestro estado de ánimo como el chocolate, al tener una dieta balanceada tu organismo se equilibra, reflejándose también en tus emociones, brindándote las vitaminas, minerales y nutrientes que necesitas.

Sal de tu burbuja

No subestimes el poder de una buena conversación, compartir las emociones con las personas que te rodean te hará más consciente de la realidad en la que vives e identificarte con más personas, lo que te hará sentir acompañado y apoyado. Recuerda que le importas a alguien más, así que mantente cerca de los que quieres.

Quiérete como nadie

El amor no se busca en los demás, se encuentra en uno mismo. Por eso debes de cuidar cada aspecto de ti y nutrirlo. Haz lo que te gusta, aprende algo que te interese, convive con la gente que quieres y valora lo bueno de ti. No hay mayor satisfacción como la de crecer como persona y eso sólo lo puedes lograr, queriéndote.

Fortalecer tus emociones no es más fácil que aumentar 5 kilos de masa muscular, pero te brinda muchísimos beneficios que no se van con el paso de los años, sino que siguen aumentando. Así que empieza a ejercitarte por dentro y descubre el valor de la fuerza emocional.

Dejar un comentario