5 hechos sobre la grasa corporal que no te van a gustar

Gatorade Boot Camp estuvo diseñado para ayudarte a transformar tu cuerpo. Sin embargo, queremos que conozcas cinco hechos fisiológicos odiosos que te impiden deshacerte fácilmente de tu grasa corporal. Algunos no te van a gustar.

  1. No se derrite

    Sabemos que cuando piensas en grasas se te viene a la cabeza una barra de mantequilla derritiéndose. Sin embargo, eso no ocurre en tu cuerpo, así que meterse al sauna no te va a ayudar a deshacerte de ella.  

  2. No se pierde justo donde quieres

    El uso de grasas durante el ejercicio obedece al efecto de hormonas. Cuando mueves las piernas o el abdomen, no puedes limitar el funcionamiento de las hormonas a esa zona, ya que viajan a través de la sangre. En consecuencia es imposible producir una pérdida de peso localizada. Lo que si puedes es fortalecer los músculos de lugares específicos, pero la grasa es odiosa te lo advertimos.

  3. No la eliminas por la orina o el sudor

    La grasa no se la lleva bien con medios acuosos como la orina o el sudor, de hecho cuando viaja en la sangre (otro medio acuoso) necesita de unas proteínas que la transportan. Si usas diuréticos, estarás perdiendo sólo agua, ni una sola gota adiposa. Si te dicen que la pierdes por la orina se están burlando de ti. Aparte, ¿No sería horrible que el sudor fuera aceitoso?

  4. Sudar no es sinónimo de perderla

    Sudar ayuda a regular la temperatura del cuerpo. Cada vez que haya calor estarás sudando. En tu carro sin aire acondicionado sudarás y eso no implica que estés perdiendo grasa. Claro, el ejercicio calienta tu cuerpo y sudas, pero no necesariamente si sudas más estás “quemando” más, hay otros factores (humedad) que influyen en la cantidad de sudor que produces. Así, el sudor no es una guía confiable de cuanta grasa “quemas”. 

  5. Una cosa es “quemarla” otra rebajarla

Imagina que haces 20 minutos de ejercicio a baja intensidad. Tus músculos usan una mayor proporción de grasa como fuente de energía. De 100 calorías usadas 70 pueden ser de grasas. Sin embargo, reducir la grasa corporal es otra historia, esto sólo se logra con un balance negativo de energía comiendo menos o gastando más de la que necesitas durante un día y en muchos días. Así no te fijes sólo en la proporción de grasas quemadas y tampoco limites la intensidad de tu entrenamiento. Es mejor que gastes 300 calorías en los mismos 20 minutos, aunque sólo 50 sean de grasas, pero procura reducir la ingesta de alimentos durante el resto del día.

Sabíamos que estos hechos no te iban a gustar pero en Gatorade Boot Camp queremos que tomes las mejores desiciones para fortalecerte.

Dejar un comentario